¿Por qué demonios quieres estar en internet?

Imagina que contratas a una persona para que trabaje contigo en tu negocio. Dicha persona (por decir algo) te cuesta $1.000 USD, vale.

Tu la contratas obviamente, para que te ayude en tu negocio, con diferentes cosas, pero esperas que el resultado sea que puedas abarcar más trabajo y en definitiva ganar más dinero.

Ok. Coges a tu nuevo empleado, lo pones un traje bonito, lo peinas y lo tienes listo. A continuación, lo llevas a tu empresa y lo metes dentro de un armario.

No haces nada más con él ni por él. De vez en cuando, abres la puerta del armario y lo miras. Después vuelves a tu mesa y miras tu cuenta de resultados. Nada.

Al cabo de seis meses, llamas a la persona que te gestionó la contratación de ese empleado, y muy enfadado le explicas que te has gastado un dinero en esa persona y que no te está haciendo ganar absolutamente nada.

Esto, amigo mio, es lo que les pasa a la mayoría de empresas que contratan una página web“para estar en internet por estar”, pero sin tener ni idea de qué pueden hacer con dicha web ni para qué la quieren utilizar.

¿Cual es el error número uno? Pensar esto:

“Voy a poner una página web, hay que estar en internet. Algo sencillo (para que no me cobren mucho), pues en la portada una imágenes de esas que van pasando. Luego una pestaña que diga quienes somos, que llevamos muchos años en el sector y somos buenos, para nosotros lo primero es el cliente. Tambien una página con los servicios que hacemos y… ah, una página con el teléfono nuestro, ¿no?”

ESO ES exactamente estar en internet por estar. Tal cual. Como millones de webs corporativas.

¿De verdad piensas que el usuario y potencial cliente va a decir: “oh, qué empresa tan buena. No les conozco de nada pero ¡ey! para ellos yo soy lo primero… ¡voy a comprar lo que ofrecen!”

Eso no ocurre. ¿Y sabes por qué? Porque internet y la gente, no funcionan así.

Ahora en serio, una web o un blog tiene que tener unos objetivos bien definidos.

No me vale lo de “quiero ganar dinero”. Eso lo queremos todos y debe ser el resultado, pero no me refiero a eso como “el objetivo de tu web”.

Un sitio web debe estar diseñado y creado para algo en concreto, que luego te permita conseguir lo que quieras, pero a partir de ese objetivo principal.

Pongamos unos ejemplos de objetivos concretos de una página web o blog:

  • Conseguir que te rellenen un formulario de contacto
  • Conseguir que te envíen una soliticud de presupuesto
  • Conseguir que se suscriban para obtener su nombre y su email
  • Conseguir que hagan click en los anuncios de tu web
  • Conseguir vender directamente sobre una página de venta
  • Conseguir visibilidad para tu marca, solamente branding