La microsegmentación, el mercadeo de mí para ti.

Ahora que está tan de moda el mercadeo digital y que hemos hablado de marketing de contenido, aparece otro tema de gran importancia y que, según expertos, es el futuro de las estrategias digitales: la microsegmentación.  

No es fácil lograr que aquello que uno publica, tanto lo que se considera contenido de valor como el que es netamente publicitario, logre resaltar entre la gran cantidad de mensajes que bombardean a diario a nuestro público; ya no es suficiente con elaborar frases llamativas, incluir imágenes emotivas y sumarle colores que resalten para lograr los efectos esperados. Después de todo, nadie compra un apartamento porque la frase de la publicidad es muy vendedora; ni cambia de carro porque los colores usados en el anuncio son llamativos ni se decide por una marca de accesorios, porque el modelo usado en la fotografía publicitaria le resultó atractivo. Los compradores son conocedores (o se convierten en conocedores cuando se enfrentan a la decisión de compra,  de ahí el que consuman cuanta información de valor encuentran en los diversos medios para tomar la mejor decisión) y nosotros, como marca, tenemos la obligación de ser conocedores de nuestros clientes. No es suficiente, ahora, con clasificarlos en esas enormes y disformes categorías de antaño, que distinguían por ubicación geográfica, por capacidad adquisitiva, por rango de edad o por hábitos de vida. Ha llegado el momento de la microsegmentación, de la comunicación personalizada, de mí para ti.

Una buena microsegmentación exige, primero, que definas los grandes silos o segmentos de clientes y que inicies, entonces, un ejercicio de análisis en profundidad de los mismos, de cruce de variables de los datos obtenidos por todos los mecanismos que tienes activos para recoger información de tus clientes, sean estos un poderoso CRM, los informes de Analytics de google o de tus redes sociales o, si tu negocio es pequeño, la información de primera mano que tengan tus personas de ventas de quiénes son tus clientes, de qué buscan, de cuando compran y cuando no lo hacen, de qué preguntan sobre tus productos.

Una buena microsegmentación de tus públicos te puede llevar a plantear estrategias de contenidos dirigidas a nichos de unas 30 personas y, aunque pueda parecerte que el alcance es poco para la inversión en tiempo y recursos que exige, piensa que son 30 personas con las que, probablemente, tendrás éxito y, entonces, no te parecerá tan costoso, ¿verdad? ¿Te imaginas si lo que vendes son apartamentos?

Ventajas de una adecuada Microsegmentación

–       Mayor control de tus estrategias, dado que son menos usuarios.

–       Más fácil realizar un análisis predictivo, de forma que adelantarte a las necesidades de tus clientes se convertirá en tu sello.

–       Te ayuda a crear una base de fanáticos y seguidores de tu marca, al convertirte en gran aliado de tus clientes.

–       Muy fácil medir la efectividad de las campañas.

–       Buena relación costo eficiencia.

Si deseas darle una oportunidad a la microsegmentación, en Esquema contamos con las herramientas técnicas y el conocimiento para ayudarte. Ponte en contacto con nosotros.